Utilizamos principalmente dos técnicas para procesar los residuos orgánicos:
Compostaje
Lombricultura

El proceso de compostaje

El proceso de compostaje se divide en distintas fases (Mesófila, Termófila, Enfriamiento y Maduración), donde se van desarrollando diferentes consorcios microbianos que permiten la transformación de la materia orgánica. Se requiere una adecuada aireación del proceso, lo cual es favorecido a través del volteo de la pila en determinados momentos.

Al ser un proceso microbiológico por excelencia, es fundamental la incorporación de agua para mantener las condiciones de humedad adecuadas (45-60%). A medida que ocurren las fases existe una liberación de energía del proceso al ambiente a través de calor, agua y CO2. Una vez terminado el proceso, se obtiene el producto final denominado “compost”.

 

 

El  compost es un abono orgánico de gran calidad y que presenta los siguientes beneficios al ser aplicado en el suelo:

– Aumenta el porcentaje de Materia Orgánica, y la capacidad de retención de agua en el suelo.

– Por su carácter poroso, mejora la estructura,  favoreciendo el movimiento del agua y del aire, así como el desarrollo radicular.

– Aporta de manera natural elementos minerales que requieren las plantas (macro y micronutrientes).

– Incrementa y ayuda al desarrollo de la actividad biológica del suelo, favoreciendo la salud y el crecimiento de las plantas.

El proceso de lombricultura/vermicompostaje

El vermicompostaje es una técnica muy versátil para el tratamiento de residuos, tiene el beneficio de poder tratar una mayor cantidad de material nitrogenado en relación al carbono, siendo ideal para la transformación de desechos orgánicos domiciliarios, lodos, y/o fecas de animales. Su manejo es muy sencillo tanto a pequeña como una mayor escala. Es fundamental la inoculación de la lombriz Eisenia foetida andrei para el desarrollo de la flora biológica en esta técnica.

Se basa en imitar el proceso natural de formación de humus, disponiendo los residuos de manera extendida y controlando humedad y oxigenación del proceso. Se genera un ecosistema dotado de bacterias, hongos, artrópodos y muchos otros micro y macro organismos. La idea es lograr diferentes capas de descomposición sobre la pila, las cuales tienen las siguientes características:

-Primero está la descomposición inicial, donde se ve una transformación de tipo física y química en el que se regula el pH y el nivel proteico de los residuos.

-Luego la descomposición avanzada, la transformación es más bien química regulando la relación carbono/nitrógeno e incorporando al proceso ácidos húmicos, fúlvicos y microorganismos.

-Finalmente, el estrato final queda humificado, ya esta químicamente estabilizado, donde su proceso de descomposición ha finalizado y sus nutrientes están 100% disponibles para las plantas.

 

 

El producto obtenido se denomina humus, el cual es un fertilizante orgánico de gran calidad y que presenta los siguientes beneficios al ser aplicado en el suelo:

– Aumenta el porcentaje de Materia Orgánica y la capacidad de retención de agua en el suelo.

– Su estructura Coloidal le da una granulometría muy fina favoreciendo la estructura física del suelo para el desarrollo del sistema radicular de las plantas.

– Los nutrientes quedan 100% disponibles y solubles al agua para la absorción de las plantas.

– Tiene más de 20 mil millones de micro organismos edáficos por cada gramo de producto.

– Contiene la presencia de ácidos húmicos y fúlvicos.

– Su estabilización química le da una característica neutra, por lo que no se corre ningún riesgo de sobredosis, permitiendo la utilización en almácigos, reproducción y plantas sensibles.

 

Compostaje y Lombricultura: Comparación de procesos

 

Compostaje Lombricultura
Su implementación a mediana y gran escala, está asociada al uso de maquinaria especializada. Tiene un bajo costo de implementación.
El manejo diario es sencillo, requiriendo el uso de maquinaria para realizar acciones como el volteo y humectación de la pila a una mayor escala. El manejo diario es muy simple, no requiere gran esfuerzo para el personal a cargo, ya sea a pequeña o gran escala.
Requiere de una adecuada relación inicial de C/N para las materias primas a procesar (25:1). Tiene una mayor flexibilidad y tolerancia respecto a la relación C/N de las materias primas a procesar.
A mayor escala es un sistema más eficiente por m2. A menor es escala es un sistema más eficiente por m2.
No es indispensable la inoculación inicial con microorganismos. Es indispensable la inoculación inicial con la lombriz Eisenia foetida andrei.
Requiere de un porcentaje de humedad de 45-60%. Requiere de un porcentaje de humedad de 70-75%.
Existe liberación de calor al ambiente, ocasionando una pérdida del potencial bioenergético del producto final. El sistema no genera temperatura, aumentando el potencial bioenergético del producto obtenido.